Economía
Compartir facebook ico twitter ico
09-11-2018 11:59

Bono obligatorio de cinco mil pesos: “Es un vaso de agua en el incendio”, opinó el dirigente Daniel Rivarola

El secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Río Grande, Daniel Rivarola, avaló la posición de la Cámara de Comercio respecto de la imposibilidad de afrontar el pago de un bono obligatorio, que prevé establecer por decreto el presidente Macri.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

“Es normal la reacción en las condiciones en que estamos. Cada sector defiende su postura y nosotros entendemos que el comercio en Río Grande está complicado. La semana pasada firmamos en Buenos Aires la unificación del aumento que se había acordado en tramos, para que se haga en un solo pago en octubre; y antes de venirnos salió el acuerdo de Camioneros y el de Petroleros, que pusieron la vara en un 40 por ciento como paritaria anual”, indicó por FM La Isla sobre la negociación paritaria que sigue en marcha. 

 

“Seguramente los comercios locales van a plantear la imposibilidad de pagar este bono. Cuando hicimos la unificación del 10 por ciento en octubre, el CEC cedió el pago en dos veces de la aplicación en el adicional de zona. Si hay una nueva modificación nos tendremos que sentar nuevamente”, barajó.

 

Además fue crítico de algunos rubros del comercio que no colaboran con la reactivación: “La actividad comercial está parada y hay que reactivarla con ofertas, con movimiento y otro tipo de medidas. En algunos sectores se está dando pero en otros no, sobre todo los que venden electrónica, mueblería, ferretería, que son los productos más difíciles de vender y están rígidos. Si van a una ferretería, van a ver que los aumentos continúan y no largan ofertas. Son productos no perecederos que tienen hace tiempo y sin embargo suben las listas de precios como si nada. Nadie absorbe nada, por eso en el último aumento nos pusimos duros, porque la cadena de precios sigue subiendo y no lo podemos resolver congelando el salario”, expresó.

 

Aclaró asimismo que “la Federación de Comercio no está planteado nada con respecto al tema del bono y se está hablando de abrir la paritaria de nuevo, con la unificación del último aumento en septiembre. Allí ya se habló de una reunión en noviembre para ver el aumento del último tramo. Lo del bono es un tema nuevo y es una manera de frenar una medida de fuerza de CGT. Fue un manotazo de ahogado, pero se complica muchísimo plasmar eso en la realidad. Son cinco mil pesos a nivel nacional y acá tenemos que aplicarle las diferencias zonales, que elevan el monto”, subrayó.

 

“Después hay que discutir quién lo puede pagar y quién no, porque no se puede poner la misma vara para los bancarios que para el comercio, el metalúrgico o el de seguridad. Las actividades tienen distinta rentabilidad y no se puede hablar de números fijos. Los gremios deben seguir discutiendo en paritarias y yo prefiero discutir el 15 por ciento que nos falta del tramo, antes que el bono de fin de año, que además va en blanco. El bono de fin de año se paga un mes y se acabó, y es un vaso de agua en el incendio”, definió el dirigente.

 

“Yo quiero paritarias que me sostengan el salario con un poder adquisitivo permanente. Aunque siempre vamos atrás, es más seguro que un premio de fin de año”, evaluó.

 

Todavía el decreto “no está escrito y habrá que ver si tendrá aplicación de zona, si va a contemplar la jornada parcial y la completa. Son muchas las cosas que hay que ver, porque si no, van a tirar un bono y después van a tener que sacar un decreto reglamentario. No es serio”, concluyó.

 

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile