Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
04-05-2005 15:40

Condenaron con la pena mínima a militares chilenos por espionaje al consulado argentino

Cuatro militares chilenos, entre ellos uno en servicio activo, fueron condenados en primera instancia a dos meses de cárcel por haber robado material confidencial del consulado argentino de la ciudad de Punta Arenas. La pena es la mínima considerada por la Justicia de ese país. Uno de los condenados es el Coronel de Ejército Víctor Hugo Poza, quien fue dado de baja de su cargo como jefe del departamento de Inteligencia del Ejército en la Región Militar Austral. Los otros afectados son el Mayor Rodrigo Acuña, el suboficial Luis Robles y el cabo de la Fuerza Aérea, Luis Espinoza.
banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto
Cuatro militares chilenos, entre ellos uno en servicio activo, fueron condenados en primera instancia a dos meses de cárcel por haber robado material confidencial del consulado argentino de la ciudad de Punta Arenas. La pena es la mínima considerada por la Justicia de ese país. Uno de los condenados es el Coronel de Ejército Víctor Hugo Poza, quien fue dado de baja de su cargo como jefe del departamento de Inteligencia del Ejército en la Región Militar Austral. Los otros afectados son el Mayor Rodrigo Acuña, el suboficial Luis Robles y el cabo de la Fuerza Aérea, Luis Espinoza.
Los dos primeros fueron sentenciados a 61 días de cárcel y los otros dos a 60 días. Acuña y Robles fueron dados de baja a mediados de 2004 mientras que Espinoza es el único en servicio activo.
Estas personas fueron sorprendidas por el cónsul adjunto, José Andrés Basbus, en noviembre del 2003, fotocopiando cables internos confidenciales y secretos de la sede diplomática, y en su huida dejaron dos camperas, una cámara filmadora, una cédula de identidad y un permiso para portar armas.
La sentencia, conocida esta mañana fue notificada por el juez del Quinto Juzgado Militar bajo el cargo de "incumplimiento de deberes militares" y el abogado de uno de los afectados anunció que apelará la misma.
Ninguno irá a prisión ya que se trata de una pena de "prisión remitida" que, por su corta duración, es excarcelable. El peor castigo para estos militares es que a raíz del caso vieron truncada su carrera.
Los condenados eran parte del destacamento de Inteligencia de la Región Militar Austral.
banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile