Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
18-04-2019 13:00

Denuncias de bullying en Río Grande: “El conflicto está permanentemente en las escuelas y está en la sociedad”, lamentó Romero

El ministro de Educación Diego Romero fue consultado por FM Del Pueblo sobre la denuncia penal radicada por una madre, ante la golpiza sufrida por su hijo de 12 años, que concurre a la CPET, por parte de cinco menores, que incluso fue filmada por los agresores. El hecho ocurrió el miércoles pasado y la consecuencia fue una fractura de húmero, además del daño psicológico. El año pasado lo tiraron por una escalera, según denunció la mujer, quien cuestionó la falta de respuesta de las autoridades escolares, y afirmó que “no es el único niño que está pasando por esto”.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

“El viernes me enteré de esta situación y me entrevisté con el director, que fue a entrevistar a la familia. La escuela está trabajando con el grupo y se trabaja dentro del ámbito institucional, si bien este es un hecho que ocurrió fuera de la escuela”, dijo el ministro Romero. 

 

“Me comuniqué con la mamá para saber cómo estaba el adolescente y he seguido en contacto todos estos días. El departamento de orientación está trabajando con este tema y, cuando hay una pelea de adolescentes se la llama bullying, pero tenemos que aclarar que no todo lo que sucede en el ámbito escolar es bullying, que implica un proceso sistemático de acoso de un grupo de personas hacia alguien. En este caso, sea o no sea una situación de bullying, ha tomado intervención el departamento de orientación y se está trabajando con el grupo”, aseguró.

 

“Lo primero que hay que hacer ante estas situaciones es acompañar al grupo de la clase, como se está haciendo, tener un cuidado permanente en relación al niño y también hacer un trabajo con los padres para que se involucren en esta problemática. Un 80 ó 90% de los conflictos que se suscitan, no se crean dentro de la escuela sino que vienen del barrio o por las redes sociales. La mayoría de los conflictos de violencia en el ámbito educativo vienen de afuera y hay que hacer intervenir a los padres, porque son los responsables de sus hijos”, remarcó.

 

“Estamos hablando de chicos de 12 años y no hay buenos y malos en esta situación. Hay situaciones de conflicto que se van desarrollando y hay que trabajar de los dos lados, no determinando culpables o buenos y malos”, sostuvo. 

 

Dijo que ayer escuchó a la mamá que “decía que no habíamos hecho nada, y no es así. Estamos trabajando en forma permanente, esto salta porque la mamá habló en los medios, pero no es verdad que no se esté trabajando con esos niños y esos padres, pero no podemos estar mencionando en los medios a los menores. En la escuela el equipo directivo y el equipo de orientación resuelve miles de conflictos en forma permanente, no solamente de los adolescentes sino también de los adultos, y yo también intervengo en los conflictos con mi equipo de gestión. Todos los días se trabaja”, reiteró.

 

En este caso hay una filmación de la golpiza al menor y se suman denuncias de otros casos en escuelas de la ciudad. Frente a estos casos, el ministro marcó diferencias con los conflictos que se daban con anterioridad: “Lo que se daba antes eran barras de chicos que se atacaban unas a otras, pero eso no lo tenemos ahora. Hay hechos de violencia por conflictos que se van desarrollando o porque hubo una chica en el medio, por algo que puso uno en una red social, y todo esto se tiene que ir trabajando para no llegar a conflictos más grandes. Si no se trabajara en las escuelas, sería todo una guerra campal, porque el conflicto está permanentemente en las escuelas y está en la sociedad”, expresó.

 

“Los preceptores están circulando permanentemente en los recreos para que los chicos no estén solos, se hacen mapeos también en las instituciones para controlar los baños, los pasillos, para que no queden solos dentro del aula. Todas estas cosas se van trabajando permanentemente en las instituciones educativas”, detalló.

 

“Cuando un padre, como en el caso de esta mamá, va a la escuela, hay que darle respuesta y contenerla. Cuando hay un directivo que no hace eso, tira por la borda todo el trabajo que está haciendo la institución. El directivo debe comunicar lo que se está trabajando y una mala comunicación termina en una escalada del conflicto”, concluyó el ministro.

 

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile