Economía
Compartir facebook ico twitter ico
12-12-2018 10:58

Electrónica: AFARTE proyecta menos producción para 2019 en la industria fueguina

El presidente de AFARTE Federico Hellemeyer pronosticó una caída de la producción en 2019 comparada con 2018, que además registró una baja de hasta el 40%. El fin de la recesión que anuncia el gobierno nacional fue tomado con escepticismo y desde la organización creen que si hay un repunte, será “tenue y paulatino”.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Por FM Del Pueblo, Hellemeyer le puso cifras a la producción de este año que registró una profunda caída en el segundo semestre, después de la devaluación. “Veníamos de una primera mitad del año correcta, pero las cifras se desplomaron y esto ocasionó una fuerte caída de la actividad industrial en la segunda mitad del año”, sostuvo.

 

En producción de aire acondicionado, cerrarán el año con 1.000.000 de aparatos, “que son 100.000 menos que el año pasado”, dijo.

 

En celulares, serán 8.500.000 los fabricados, y “estamos bastante más abajo, porque el año anterior cerró 10.500.000 unidades”, indicó.

 

“En materia de televisores, tenemos 3.500.000 y estamos en 300.000 por encima del año pasado, pero este fue un año de mundial. Este producto es donde registramos mayor cantidad de stock en poder de los retailers, y sigue muy retrasado su precio”, observó.

 

El 2018 fue peor que el 2017, y las perspectivas para 2019 marcan una curva descendente. “La proyección para el año que viene, en línea con lo que fue este año, es conservadora. Estimamos tener un año con 7.500.000 de celulares”, dijo, lo que implica un millón menos de aparatos, aun con el regreso de Nokia. “Nokia va a comenzar su fabricación en enero y estará a cargo de Solnik, una empresa que ya existe en el parque industrial y ha trabajado líneas como Daewoo y Hyundai. Ahora suma Nokia, pero no hay nuevas incorporaciones”, aclaró respecto de mano de obra empleada.

 

En producción de televisores el pronóstico es peor: “Vamos a tener un año muy bajo, de alrededor de 2.000.000 de aparatos”, estimó, con un millón y medio menos de unidades respecto de este año.

 

“Las cifras para los equipos de aire acondicionado serían similares”, consideró Hellemeyer, deseando que ojalá se equivoquen y “se revitalice el volumen de la demanda, pero vemos que, si llega a haber una reactivación, va a ser muy tenue y paulatina, por esto estamos obligados a ser muy cautos”.

 

Hellemeyer defendió el acuerdo con la UOM, que en este contexto de crisis se debe sostener. “La caída en la actividad industrial ha llegado al orden del 40%, hubo un montón de suspensiones en esta segunda mitad del año y seguramente en el arranque del año que viene tendremos algunas otras. Son medidas que se toman para preservar las fuentes de trabajo. No son simpáticas, pero tampoco se puede tener la fábrica llena de operarios si no hay fabricación”, expresó.

 

Admitió que si la tendencia recesiva no se revierte “lógicamente esto no se puede mantener mucho tiempo más. Necesitamos que las líneas vuelvan a producir en un nivel que permita seguir con el acuerdo en pie y el mantenimiento de los puestos de trabajo”.

 

Apuntarán a la competitividad, a mantener buenos precios y “ser lo más barato posibles aun en un escenario con devaluación e inflación. Tenemos que concentrarnos en lo que nos presenta como una industria lo más aceptable posible, que es el compromiso con la competitividad, con productos bastante conservados en su valor cuando los precios vuelan por las nubes”, concluyó.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile