Política
Compartir facebook ico twitter ico
30-12-2019 14:10

Emergencia administrativa: Greve expresó preocupación ante la necesidad de renegociar la deuda externa

El legislador de FORJA Federico Greve sostuvo que el saldo de la sesión extraordinaria del viernes fue positivo, porque lograron acompañamiento para casi todas las leyes que se habían presentado. “Fue un trabajo muy intenso, tanto en el Legislativo como en el Ejecutivo para buscar los consensos. Con cinco bloques en la Legislatura se necesita hablar mucho para sacar las herramientas legislativas que se necesitan. Para nosotros es un saldo más que positivo, porque de 14 leyes presentadas, se aprobaron 13 y una fue a comisión”, dijo por Radio Provincia.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Puntualizó la importancia de la ley que quedó pendiente, y señaló que “hicimos reuniones para la emergencia administrativa como con todas las otras leyes. En esta en particular se consultó a los gremios, a los jubilados, a los representantes de la Municipalidad de Ushuaia que fueron a plantear sus dudas, se modificó todo lo que la mayoría de los bloques quería, pero así y todo no tuvimos el consenso necesario para sacar la ley. Tenemos que seguir discutiendo sobre algunos temas puntuales, porque son herramientas esenciales para administrar el estado provincial”, manifestó.

 

“Uno no está pidiendo un cheque en blanco como algunos salieron a decir, ni superpoderes. Buscamos administrar el estado eficientemente y es lo que tratamos de demostrar. Todas las herramientas salieron por un año, con una prórroga condicionada a un informe pormenorizado. Cuando uno va a las emergencias de antaño eran por dos años, prorrogables por otros dos sin ninguna condición. Las herramientas que se presentaron no son para nada descabelladas y la emergencia no significa que no exista control”, advirtió.

 

Se refirió a las críticas de la legisladora Victoria Vuoto, respecto de la emergencia portuaria y la “confusión” que generó, porque “lo que se pone en emergencia no es el puerto administrativamente sino la estructura edilicia y todo lo que tiene que ver con los servicios. Los que viven en Ushuaia ven a los cruceristas bajando por el puerto mientras están bajando alguna containera, el puerto no está dividido y es peligroso para la gente, para los peatones, entran vehículos a buscar a los turistas y hay que mejorar la infraestructura para que el puerto sea óptimo. Eso es lo que se pone en emergencia y nadie lo puede negar. Aclaramos esto, porque se dice que uno quiere meter en emergencia al puerto cuando tiene 200 millones en las cuentas. Con ese dinero pasado a dólares no se pueden hacer ni 10 metros de un nuevo puerto. Hay que ver en qué se pone ese dinero y por eso se solicitaron las herramientas y se amplió el destino de los fondos de los bonos, que es plata inmovilizada, para trabajar en infraestructura y cumplir con el desarrollo portuario”, explicó.

 

“Nosotros tenemos un turismo cautivo en Antártida y, si no lo profundizamos, corremos el riesgo de que el puerto de Chile nos quite esta posibilidad. Hoy tenemos una situación mejor, porque tenemos un día menos de navegación, pero cuando Chile desarrolle Puerto Williams no va a haber tantos días de navegación de más y hay que empezar a pensar en un desarrollo sustentable en el tiempo y tomar acciones desde ahora”, sentenció.

 

“Si uno va a las votaciones, salieron por amplia mayoría. El bloque de la UCR e incluso Unidad Fueguina acompañaron cuando uno podía creer que no. Eso tenemos que destacarlo y es importante”, valoró, y volvió sobre la emergencia administrativa, que requería “constituir la Cámara en comisión para sacar dictamen y luego ir a la votación general, y en una extraordinaria era mucho más difícil. Es el trabajo que queda ahora en comisión para sacar esta herramienta que permite acortar los plazos de licitación pública y de contrataciones, por un año, para poder ordenar las cuentas. También habla de los juicios contra el Estado y el destino de las utilidades del banco, que va en un 50% a la caja, un 25% al FOGADEF y el otro 25% para sacar préstamos de incentivo a la gente”, citó.

 

Apuntó que contiene un artículo que prevé “emitir letras por 2.000 millones de pesos, para cubrir déficits transitorios de caja. Cuando asumimos encontramos un rojo de 1.700 millones de deuda. Buscamos crear una letra para pagar cuentas que se deben saldar dentro del ejercicio, no es más deuda pública sino ‘pedalear’ los pagos, dicho en criollo, para poder cumplir con las obligaciones y poder ordenar. Faltan a la verdad algunas personas cuando dicen que queremos generar más deuda pública de la que hay”, lamentó, y se mostró “preocupado por los 200 millones de dólares que tenemos que renegociar y tampoco nos dieron la herramienta”.

 

“Si esos bonos son captados por alguna persona malintencionada nos llevan a litigar a Nueva York y la provincia va a estar en problemas. Queremos una herramienta para mejorar las condiciones y salir de esta situación coyuntural frente a todas las obligaciones que se contrajeron con los municipios, proveedores privados y público en general”, dijo Greve.

 

Consultado sobre la posibilidad de sesionar durante el receso, no pudo asegurarlo: “Ahora entra en receso la Legislatura y se está evaluando si se llamará a una sesión. Trataremos de ver cómo llegamos a marzo y si la parte de Economía puede afrontar o no la situación”, concluyó.

banner_2_mobile
banner_3_mobile