Inf. General
Compartir facebook ico twitter ico
12-12-2017 21:26

Hace 24 años KAIKEN puso en marcha el plan aerocomercial más importante de la Patagonia

El 13 de diciembre de 1993, celebrando el DIA DEL PETROLEO, pusimos en marcha el proyecto aerocomercial más importante que ha tenido la Región. El objetivo; unir las ciudades donde se desarrolló la industria hidrocarburífera nacional. Pensando en los yacimientos y su gente, y siguiendo desde el aire, la ruta que recorren los gasoductos. 

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

La empresa venía operando con pequeñas aeronaves desde 1989; pero ese día nos lanzamos como línea aérea regional regular abriendo un circuito de vuelo que logró conectar Ushuaia con Trelew, con escalas intermedias en Río Grande, Río Gallegos y Comodoro Rivadavia. Y en paralelo, acompañamos la construcción del naciente Estado de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, a través de un puente aéreo entre Río Grande y Ushuaia, con cinco vuelos diarios.

Al principio con dos Metro II para 19 pasajeros. Aviones que como los restantes que incorporamos -Dash-7 y Saab 340-, operaron siempre, en pistas sin facilidades aeroportuarias, sin radio ayudas, ni adecuado apoyo meteorológico.

Formados por el Comandante Hugo “Huguito” Miranda -quien nos enseñó a volar comercialmente a todos -; KAIKEN parió decenas de pilotos y tripulantes de cabina que volando por el mundo en Aerolíneas Argentinas y Austral, aún recuerdan nuestra empresa.

Durante 8 años la línea aérea reforzó su nexo con el sector petrolero y con más aeronaves, tejió una red de vuelos desde Comodoro Rivadavia hacia Neuquen, Rincón de los Sauces y Mendoza. 

Y mientras peleábamos las autorizaciones para hacer vuelos a la Antártida, proyectando de unir Ushuaia con la base Petrel; en 1995 nos vinculamos con el turismo, poniendo en marcha rutas aéreas de alto valor paisajístico, como la unión de Ushuaia con El Calafate, Esquel y Bariloche, de Ushuaia con El Calafate y Puerto Madryn, y de Ushuaia con Punta Arenas. También extendimos servicios para los residentes de la Región, estableciéndose vuelos hacia Bahía Blanca, Santa Rosa (La Pampa) y Córdoba. 

En febrero de 2000 después de haber transportado más de 700 mil personas, con un promedio diario durante los últimos años de 550 pasajeros, con hangares y talleres en Río Grande y Mendoza, conectando 10 ciudades todos los días, con una dotación de 126 profesionales altamente calificados, habiendo elevado los índices de cumplimiento y puntualidad, concretado acuerdos de conexión con Aerolíneas Argentinas y convenios interlineales con las principales compañías aéreas del mundo y sobre todo, sin ningún accidente; dejamos de volar. Principalmente, por la gran caída de la actividad petrolera y por el otro, debido a los interminables incumplimientos por parte del Estado Nacional a los compromisos asumidos.

Han pasado 24 años de aquella iniciática y casi 17 desde que dejamos de surcar los cielos patagónicos. Y pese al tiempo transcurrido, nadie se animó a poner en marcha un proyecto de comunicación aerocomercial que, como el nuestro; contribuya a mejorar la calidad de vida y la economía de los patagónicos.

El corto vuelo y el escaso horizonte de muchos de los hombres y mujeres del campo de la política, ha impedido resolver la incomunicación estructural que viven los habitantes de la región más extensa y menos poblada de la argentina. Encontrándonos aislados e incomunicados por desinterés o ignorancia. 

Como ha quedado demostrado después de 24 años; “las águilas vuelan solas y los gansos en bandada”.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile