Economía
Compartir facebook ico twitter ico
26-03-2012 10:54

Industria: Cayeron más de cuatro mil puestos, admitió el ministro Delamata

En declaraciones a FM Universidad, el ministro de Industria Fabio Delamata le puso cifras a la caída de puestos de trabajo en las fábricas, si bien se trata de empleos temporarios y contratos de tres meses, cuya inestabilidad era conocida.
banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto
“En 2.011 terminamos con 13.695 y hoy debemos estar en 8.700 u 8.800”, precisó sobre la mano de obra empleada en la industria, por lo que “hemos bajado más de cuatro mil puestos de trabajo”, indicó.


Todo se reduce a la política nacional de restringir importaciones e intentar equilibrar la balanza con las exportaciones, situación que se complica para la producción de Tierra del Fuego, que demanda 3.500 millones de dólares para la compra de insumos.


“Como cualquier importador, entre octubre, noviembre y diciembre empezamos a tener un control de divisas. Ya estaba puesto en práctica totalmente en el continente y nos llegó a nosotros”, dijo, confirmando que “somos demandantes de 3.500 millones de dólares de materia prima, que es un importe considerable”.


No obstante focalizó el problema principal en la importación de combustibles, que realmente es lo que complica a la Nación. “Somos demandantes de diez mil millones de lo que hace a los hidrocarburos, que es el gran problema nacional por el que está pasando el país”, señaló el funcionario, ante lo cual no resulta tan significativa la demanda del polo industrial fueguino. “Nosotros estamos en un 35% de la demanda para importar combustibles y de allí la presión nacional a las empresas para que produzcan en el país”, explicó.


Si bien se buscan planes para sostener el empleo y las inversiones en la provincia, “los empresarios no toman una determinación rápida. El globo (sic) explotó porque en octubre empezaba a haber un control de los pagos al exterior, en noviembre otro, en diciembre consumimos muchísima materia prima, y en enero había que pagar. El producto estrella, que el celular, se embarca vía Asia, vía Brasil, de donde está viniendo, y entre la carga y la producción tarda más o menos veinte días. Entonces la plata hay que ponerla rápidamente. Ese producto es emblemático: hicimos once millones en 2011, pero en enero no tenía moneda. Y en la medida que no se pagara, no podían girar más plata”, sostuvo.


Las fábricas más afectadas fueron Brightstar, AT y BGH, por ser “las tres principales productoras, que habían quedado totalmente desfasadas en cuanto a la cantidad de gente. Brightstar tenía entre 700 y 800 empleados y quedó en 300; y en la primera quincena de enero no había material”, reconoció el Ministro.


Precisamente  a las tres más demandantes de divisas le estaría reclamando el secretario de comercio interior Guillermo Moreno, inversiones para equilibrar con exportaciones. “Moreno dijo que los tres más grandes demandantes, que son Brightstar, New San y BHG, traigan un plan de sustitución de divisas. Sin ese plan estamos complicados”, dijo. Entre los proyectos que tienen buenas perspectivas mencionó la fabricación de baterías de litio, con materia prima que se traería de Catamarca.


Delamata también dio cuenta de cierta recuperación en algunos sectores. En enero las fábricas lo que hacían era “bajar la eficiencia y, con la misma cantidad de gente efectiva, hacer llegar la materia prima hasta marzo para no discontinuar a los efectivos. Se habla de que faltan cuatro mil, pero podríamos estar hablando de que faltan 13 mil”, observó el funcionario sobre una situación crítica que pudo ser peor en plena restricción de insumos.


“Hoy Brightstar tiene 1.200 personas, que no es lo que necesita. Necesita 700 u 800, pero están haciendo los celulares que no hicieron en enero y febrero”, aportó como dato alentador.


Al margen de estos vaivenes por contratos cuya temporalidad era conocida, la efectivización todavía tiene un largo camino por recorrer, para garantizar un piso de estabilidad a los trabajadores del sector. La provincia está “entre el 46 y el 49 por ciento de las fábricas que más efectivos tienen. La fábrica que más efectivos tiene hoy en Tierra del Fuego es BGH, y está cabeza a cabeza con New San: una tiene el 49,4% y las otra el 49,6%”, precisó.


Destacó que “la UOM por cada paso que da, avanza sobre la efectivización del personal. Hay una lucha a brazo partido, y no es que hay contratos porque nadie se calienta”, graficó ante las críticas por esta situación.

 
banner_2_mobile
banner_3_mobile

LO MAS LEIDO

banner_4_mobile
banner_5_mobile