Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
14-08-2020 15:30

Industria en Río Grande: “Tendremos que encontrar alternativas para esta situación crítica”, dijo Hellemeyer

Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE, se refirió al cese de actividades en Río Grande y a la dificultad económica que atraviesa el sector producto de esta nueva cuarentena estricta sumado a la baja demanda y la suba de salarios por el cumplimiento de las paritarias. “Pedimos la intervención del Ministerio de Trabajo para sentarnos a negociar”, declaró.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Acerca de la cuarentena y la actividad de la industria en Río Grande, Hellemeyer dijo en declaraciones a FM Del Pueblo que “estamos en un peor mercado que a principio de año con sueldos nuevos, porque la paritaria ya se empezó a ejecutar con aumento en julio del 31%, muy importante lo que hace imposible que las empresas asuman los compromisos estando cerradas y ya lo planteamos a los sindicatos y tendremos que encontrar alternativas para esta situación crítica”.

 

“Hablamos con los sindicatos la semana pasada cuando aún no había visibilidad que esto iba a durar dos semanas, seguimos teniendo conversaciones y ahora pedimos la intervención del Ministerio de Trabajo que esperamos que nos convoque prontamente para sentarnos a negociar, y buscarle la vuelta para salir todos de esta situación de parate industrial que nadie quiere”.

 

Sobre los puestos laborales, el referente de la industria dijo que “en el sector electrónico no vimos grandes cambios ni mejoras en términos de empleos. El personal en relación de dependencia continua se mantuvo, personas contratadas por períodos discontinuos aparecen o no en función de la demanda de las empresas, hay algunos activados y otros no. Sí fue necesario recurrir a algunos contratos de plazo fijo, que quizás es lo que refleja la información el incremento que se dio desde industria de la provincia”. 

 

“Esto sucedió porque cuando se volvió a trabajar a partir de mediados de mayo los empleados de grupo de riesgo no se convocaron y a su vez se volvió a trabajar con protocolos de bioseguridad que hace más “ineficiente” el funcionamiento de la planta, o sea que para producir lo mismo o menos fuera necesaria más mano de obra”, explicó Hellemeyer.

 

Además, dijo que “no estamos en un escenario de crecimiento de la demanda, entramos en este parate actual peor de lo que entramos en el anterior. Al parate anterior entramos con fabricación normal, a este con fabricación afectada por los protocolos y con un primer semestre de 2020 espantoso en términos de volumen y de mercado”.

 

Sobre el pago de salarios, aseguró que “las empresas están muy preocupadas porque va a ser muy difícil la transferencia de los compromisos a fin de mes, la situación económica no acompaña”.

 

“Si bien todos usamos más las cosas electrónicas que tenemos en la casa por el aislamiento, la realidad es que eso no se comprueba en todas las clases sociales, es un fenómenos aislado y que se dio en los primeros tiempos de la cuarentena. En los números no se verifica que haya un aumento consecuencia del aislamiento, eso no mueve la aguja de la industria electrónica”, definió.

 

“La demanda no se corrige, en los grandes centros urbanos siguen las restricciones para la comercialización a través de los canales físicos para la demanda típica, la demanda online si aumentó pero eso no alcanza”.

 

“En el primer semestre del 2020 la demanda de celulares por ejemplo cayó 22%, y la de televisores casi lo mismo, respecto del primer semestre del 2019, que fue el peor año de los últimos 10 años en promedio. La demanda está muy por el piso”.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_5_mobile