Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
08-11-2019 14:45

La prestigiosa socióloga australiana Raewyn Connell abrió la segunda jornada del 2° Congreso Internacional

La prestigiosa socióloga australiana, Raewyn Connell, fue la encargada de abrir la segunda jornada del ciclo de conferencias en el  2° Congreso Internacional “Educación e Inclusión desde el Sur”. La académica y feminista realizó una videoconferencia donde habló de “la buena educación” en detrimento de un sistema educativo que segrega, excluye y amplía la brecha entre de oportunidades entre los sectores sociales menos favorecidos.

 

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Su ponencia titulada “Escuelas, justicia social y  el Hemisferio Sur” fue el puntapié que dio inicio a la extensa jornada que se espera para el Congreso Internacional, donde participarán académicos y profesionales de excelentísimo nivel nacional e internacional.

 

El concepto central que reivindica un sistema educativo inclusivo versa sobre “la buena educación”, a la cual entiende como “práctica”. “Además tiene que ver con el mundo real en todos sus aspectos, es sostenible, se preocupa por el bienestar de la sociedad a lo largo del tiempo, es pro-social, se involucra en producir los efectos de la buena educación, la justicia social, la utilidad del conocimiento, los beneficios, si se quiere, para toda la comunidad que se asume como educadora”.

 

“’La buena educación’ es inherentemente democrática, no es algo que pueda segregar, separar personas, ya que la ‘mala educación’ lo hace constantemente. En mi opinión, la privatización de la educación en cualquier nivel o la creación de instituciones educativas que excluyen a ciertos grupos, ciertas poblaciones de ciertos tipos de alumnos, son básicamente contrarias a la lógica de la educación misma”, consideró la académica, en tanto que “‘la buena educación’, es intrínsecamente creativa. “Y creo, que por la naturaleza del aprendizaje, todos los alumnos aprenden”.

 

Además, se refirió a su propio país y a la Argentina al decir que “cuando miramos hacia atrás en la historia, nuestros países postcoloniales, vemos que la lógica democrática de la educación se viola con mucha frecuencia por la forma en que se organizó la educación”, a lo que agregó: “por lo tanto, nuestros sistemas escolares y los sistemas educativos universitarios de educación superior realmente han nacido segregados por clase, por género y por clase socioeconómica”. En esta línea consideró que “es historia de injusticia ‘en la educación’ que segregaba que hizo difícil la educación creativa inclusiva y justa”.

 

En este sentido, señaló que el sistema neoliberal trata a los sistemas escolares como empresas individuales que compiten entre sí, por dinero, por estudiantes y por reputación y que la agenda neoliberal se basa en la exclusión social.

 

Sobre el final de la disertación, Connell consideró importante hablar sobre ‘justicia curricular’ para poner en prioridad planes de estudios que reflejen los intereses de los grupos sociales menos favorecidos. 
“La creatividad es el núcleo del proceso educativo. La creatividad de los profesores y la creatividad de los alumnos, sobre todo. Tenemos que maximizar todo y eso significa que tenemos que oponernos a la imposición de plantillas o controles de arriba hacia abajo”, finalizó la socióloga.

 

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile