Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
30-06-2020 12:45

Malestar en la OSEF: “El trabajo conjunto no se está dando”, lamentó De Fabio

La directora por los activos de la OSEF, Soledad de Fabio, se refirió al malestar interno y externo en la obra social, por la falta de respuesta a los afiliados y la inexistencia de diálogo con los directores por el Ejecutivo.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Uno de los reclamos está referido a las deudas con los acompañantes terapéuticos. “Estamos en una situación compleja del punto de vista económico. Ante el faltante de dinero que hace falta todos los meses hay que evaluar el criterio que se va a aplicar. Los acompañantes terapéuticos deberían tener prioridad, porque no tienen un sustento económico. Los montos no son los de un prestador grande”, dijo por FM Master’s.

 

Respecto de las denuncias de los afiliados de mala atención en la obra social, planteó que “la pandemia, sumado a que todo sube, nos pone de mal humor y por ahí hay que tratar de buscar la mejor manera de llevarlo. Pueden hacer una presentación por escrito, porque al denunciar verbalmente esto no se puede hacer nada”.

 

Un punto que no se resuelve es la falta de diálogo interno, pese al cambio de presidente. “Cuando asumieron las nuevas autoridades manifestaron una apertura al trabajo conjunto de los cuatro directores, pero ese trabajo no se ha dado. Hemos pedido saber la impronta que se le quiere dar a la obra social. No nos han convocado a una mesa de trabajo y es difícil reunirnos. El día a día nos lleva puestos y todas las resoluciones salen por decisión de presidencia ad referéndum del directorio. Da igual si las vocales aprueban o no aprueban porque esas decisiones ya están tomadas”, cuestionó.

 

“Hoy la obra social está en manos del Ejecutivo y queremos saber cuál es el rumbo. Hemos pedido informes por escrito, nos han contestado que tenemos el derecho a pedir información a las distintas áreas, pero es más largo el circuito para conocer el estado real y para trabajar en los proyectos que nos preocupan. Los afiliados se quejan y no es fácil”, expresó.

 

Otro punto es la deficiencia del servicio de odontología, sin profesionales propios en Río Grande y con deudas acumuladas con los privados. “Desconozco las deudas particulares y se ha ido pagando en reglas generales todo lo que se debía, no habría que deberles desde enero como dicen. Con odontología el problema excede las deudas porque no hay un acuerdo y pretenden que se les paguen 1500 pesos por los kits de seguridad por paciente. Los convenios están hechos pero los odontólogos siempre usan equipos de seguridad, pero este pedido de 1500 pesos es una cifra importante. En Río Grande conozco odontólogos de servicios que estaban suspendidos, reactivaron cuatro pero cuando los llamamos dicen que no atienden por OSEF. Muchas veces los prestadores descargan un montón de ira con los afiliados, que van con un problema y vuelven con dos”, lamentó.

 

“Lo más traumático cuando hablamos de salud son los tiempos y hoy hay un circuito muy largo, muy burocrático, hay muchas demoras y esto produce el malestar de los afiliados por la falta de respuesta. Tenemos que encontrar una manera de que el engranaje funcione. Hay alrededor de 400 expedientes en el aire y la pandemia no ayudó. Siempre hubo demora pero ahora se ha agravado y esto produce malestar, porque los afiliados buscan respuestas, quieren saber si van a tener su prótesis, su derivación, si van a tener sus medicamentos, y hay un problema permanente de faltante de medicamentos en las farmacias propias”, expuso.

 

“Tener la farmacia propia nos posibilita un ahorro, porque se consiguen importantes descuentos de hasta un 30 y un 70% comprando en un laboratorio, mientras que al derivar a farmacias privadas se paga el costo del medicamento de venta al público. Se le da cobertura permanente a las enfermedades huérfanas, a los que tienen que comprar medicamentos muy caros. Se van pagando deudas pero ya tenemos 130 millones nuevos de deuda. A esto se suma la pandemia y la falta de profesionales en Ushuaia para atenciones específicas”, dijo.

 

Respecto del rumor de gerenciamiento de la obra social, concedió que “lo hemos escuchado y no es nada más que un rumor. Lo hemos debatido entre las dos vocales porque no hemos podido tener una charla de equipo para que nos digan si esa es la intención. Para nosotros sería un desastre”, sentenció.

 

“Seguimos luchando para recuperar un directorio para los trabajadores, porque la obra social es de los trabajadores. Hoy estamos a los codazos y hay que trabajar con los legisladores. Nosotros hoy nos enteramos de las resoluciones cuando son publicadas. La convocatoria a directorio la debe realizar la presidente y para que convoquemos las vocales necesitaríamos mayoría, es decir nosotras dos más uno de ellos. Pero no todo pasa por el directorio, porque puede haber reuniones de equipo. No hay estadísticas y necesitamos saber cuántos afiliados se derivan, para poder hacer proyecciones y ver dónde podemos mejorar”, concluyó.

 

banner_2_mobile
banner_3_mobile