Economía
Compartir facebook ico twitter ico
09-09-2019 13:04

“Nuestros precios todavía siguen muy por debajo de la inflación y la devaluación”, aseguró Hellemeyer

El presidente de AFARTE, Federico Hellemeyer, fue consultado por FM Del Pueblo sobre el aumento de precios en los electrodomésticos, del que están dando cuenta los medios nacionales. Se hablan, por ejemplo de un aumento de televisores entre el 22 y el 35 por ciento y hasta ahora no hay un porcentaje definido. “No quiero ni convalidar ni refutar esta información. Tal vez hay productos que antes estaban en liquidación y ahora no. En 2018 tuvimos dos devaluaciones, una en abril y otra en agosto, y ahora tenemos una devaluación posterior a las PASO. La realidad es que la venta de productos electrónicos viene en recesión desde hace 18 meses y la demanda está muy caída. El impacto del aumento del dólar no se había dado totalmente en 2018 y tampoco en agosto de 2019. No se hizo porque no hay demanda que pague esos precios”, expresó.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

“Cuando se va acumulando, inexorablemente algo se tiene que trasladar a los precios. Esto no tiene que ver con que el sector recupere margen sino que tiene que ver con la devaluación”, dijo.

 

“Seguramente después de las PASO los precios tuvieron un alza y hay que analizar cada línea de producto y de cuánto fue. Después de las PASO lo que se trasladó fue parte de lo que no se había trasladado en su momento. Los precios hay que verlos no tanto antes y después de las PASO sino con una perspectiva de dos años. Nuestros precios todavía siguen muy por debajo de la inflación y todavía mucho más por debajo de la devaluación”, aseguró.

 

Se prevé un recrudecimiento de la crisis por la pérdida de poder adquisitivo en lo que resta del año. “Todavía falta saber cuál va a ser el empeoramiento por la baja del consumo y se espera que empeore, porque el consumo muchas veces se determina no solamente por cuestiones microeconómicas sino también por cuestiones psicológicas. Al encarecerse el crédito, los productos, al perder poder adquisitivo la moneda nacional, la gente va a consumir menos y en este sentido la preocupación es importante. Uno se ocupa de lo más urgente y lo esencial acá es llegar a fin de año y poder mantener este bajo nivel de actividad por lo menos”, dijo.

 

Por otra parte se le preguntó sobre el impacto del cepo cambiario para la compra de insumos. “Nosotros tenemos una serie de insumos que sí o sí tenemos que importar. En un promedio está en el orden del 70 por ciento. Sobre estos insumos pesan las medidas de control cambiario y en líneas generales detectamos que no hay muchas restricciones. Todo lo que es pago de deudas con el exterior y pago de acreencias por importaciones de insumos, no está limitado”, expresó.

 

“En Tierra del Fuego tenemos algunas empresas multinacionales que compran insumos a sus propias casas matrices y tal vez haya alguna particularidad en las transferencias entre compañías, pero todavía no las conozco en detalle. En líneas generales lo que dispuso el gobierno son límites que tienen más que ver con no poder girar dividendos libremente, pero no se limitan las obligaciones productivas y de deuda”, aclaró. 

 

También tuvo en cuenta que “para la fabricación de aire acondicionado los insumos ya estaban comprados, la fabricación de televisores no estaba muy vital y algunas líneas de celulares se levantaron por falta de demanda, así que tampoco hemos tenido oportunidad de verificar en la práctica si hubo dificultades administrativas”, concluyó.

 

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile