Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
11-10-2018 00:05

“Reforzamos la partida para aumentar cantidad y frecuencia de platos con carne y pescado en las escuelas”, señaló Labroca

El Gobierno provincial lleva destinados casi $94 millones de inversión para garantizar la prestación del servicio de desayuno y comedores de las escuelas. Esta cifra significa un 200 % más de lo que se invertía al inicio de la gestión de la gobernadora Bertone. En el 2015 se destinaban a los servicios de desayunos y comedores $35 millones 562 mil. En el 2016 esa cifra se elevó a 52 millones; a 92 en el 2017, para llegar a 93 millones 948 mil en septiembre del 2018. El proyectado total para este año es de 125 millones 264 mil pesos.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Para la elaboración de los menúes escolares se siguieron los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) adaptados por la Sociedad Argentina de Pediatría y de FAGRAN Federación Argentina de Graduados en Nutrición). Los menúes son diseñados por Leo Córdova (jefe Departamento de Gastronomía y la Lic. Florencia Otero (jefa Departamento de Nutrición).

 

El menú de desayuno cuenta con el aporte de lácteos los cinco días de la semana (leche, chocolatada, yogur, todos parcialmente descremados) para asegurar el aporte de calcio, vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico importante para el crecimiento y desarrollo de los niños. El aporte de energía aportada por carbohidratos complejos se realiza a través del pan “menos sal más vida” que contiene entre un 5-10% de salvado, menos sal y sin grasas trans) y cereales.

 

El Ministro de Economía, José Labroca, quien tiene a su cargo la Secretaría de Contrataciones responsable de la implementación del presupuesto, señaló que “estos desayunos se planifican de acuerdo al nivel escolar al que asisten los niños, al igual que las cantidades recomendadas de alimentos y el aporte calórico necesario para esos momentos del día. Asimismo, los últimos meses reforzamos la partida para aumentar la cantidad y frecuencia de los platos de carne y de pescado, porque veíamos que para muchos chicos estas proteínas animales eran las únicas que reciban en la semana”.

 

En lo que respecta a los comedores, el menú es variado y rico en macronutrientes (carbohidratos, proteínas, y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales) de buena calidad, carbohidratos y fibra, priorizando el aporte de proteínas de alto valor biológico necesarias para el crecimiento y desarrollo de los niños presente en las variedades de carnes magras como colita de cuadril, peceto, bola de lomo, pechuga de pollo y pescado una vez a la semana, para asegurar los ácidos grasos de buena calidad.

 

Los vegetales en todas las preparaciones del menú son ingredientes principales, y van  desde brócoli, chauchas, choclo, calabaza, zanahoria, cebolla, etc. alimentos con aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes y agua, al igual que la fruta fresca como postre (manzana, naranja, banana, pera, mandarina).

 

Las pastas frescas y legumbres se sirven una vez a la semana, teniendo en cuenta el aporte de carbohidratos complejos.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile