Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
05-12-2018 12:23

Varados en la frontera: Por falta de gas los trabajadores cerraron el paso de Monte Aymond

La ingeniera Alejandra Portatadino se comunicó con FM Del Pueblo desde el paso fronterizo Monte Aymond, que amaneció cerrado esta madrugada por decisión de los trabajadores de la Aduana, luego de dos días sin gas en las instalaciones.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

“Desde las seis de la mañana estamos detenidos, porque cerraron el puesto fronterizo de Monte Aymond. Hace dos días los empleados están trabajando sin gas y, cansados de las promesas, han decidido cortar el paso”, informó.

 

Sobre el mediodía llegaron al lugar unas seis camionetas de Gendarmería nacional, para intentar un acuerdo que permita habilitar el tránsito de algunos vehículos.

 

“La cola de camiones, autos y motos es interminable. Es una vergüenza que el puesto fronterizo más austral del continente esté cerrado porque no les mandaron el gas”, dijo la ingeniera.

 

Aclaró que el puesto paralizado corresponde al lado argentino. “El personal de Aduana nos dijo que no pueden trabajar de esa manera y la gente, lejos de violentarse, ha apoyado mucho porque entienden que no se puede trabajar sin calefacción en un puesto austral, con el frío que hace y el viento de la zona. En este momento hay mucho viento y realmente es inconcebible esto”, dijo Portatadino, que estaba en viaje hacia Ushuaia luego de realizar un trabajo en Puerto Deseado.

 

Cerca del mediodía comenzaron a ponerse en marcha los camiones, con ayuda de Gendarmería. “Es importante cómo la gente se ha manifestado a favor de los empleados, porque no hubo reclamos y desde las seis de la mañana estamos acá, pero no apareció ningún funcionario ni nadie responsable para decir si van a mandar el gas. No hay nadie que venga a decir hasta cuándo van a estar sin gas y nadie se hace cargo”, cuestionó.

 

Se esperaba que, por un acuerdo con Gendarmería, además de los camiones se permitiera el paso de algunos automóviles, siquiera por tandas. La ingeniera no pudo estimar la cantidad que sigue varada a la espera de una solución. “La fila es impresionante y se pierde en el infinito, y yo por suerte estoy entre las primeras si habilitan el paso, pero hay mucha gente que no va a tener esa suerte”, señaló.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile