domingo 25 de febrero de 2024    | Cielo claro 12.8ºc | Ushuaia
ÚLTIMO MOMENTO

Defensoría pública

“El factor humano califica el trabajo de cualquier persona en una actividad de servicio”

En declaraciones a Radio Nacional Ushuaia, el defensor oficial ante el Superior Tribunal de Justicia, Gustavo Ariznabarreta, habló sobre su retiro, su carrera y ponderó el rol de los defensores públicos.

miércoles 07 de junio de 2023
“El factor humano califica el trabajo de cualquier persona en una actividad de servicio”

En esta línea, el letrado destacó haber podido “conocer personas en momentos desesperantes de la vida y sentirme parte del trabajo de ese dolor. A veces con matices más o menos felices. Cualquier abogado que trabaja con un problema humano, está con este el factor humano presente. Eso es lo que rescato de mi vida como abogado”.

 

“En este momento me viene muy bien esto que estoy haciendo. Es una decisión que llevó un tiempo, con la sensación ambivalente de tristeza y alegría”.

 

Asimismo, manifestó que “todos los procesos de la vida llevan tiempo y dudas. Es lo que estoy disfrutando y doliendo. En el Poder Judicial estuve 22 años y en la profesión más de 30. En lo inmediato no creo seguir ejerciendo. No sé qué depondrá la vida”.

 

“Uno puede poner en la mente consciente lo que está haciendo y lo que quiere hacer. Pero hay una parte inconsciente en la que juegan otras cosas. Esto le pasa a cualquier persona que decide su retiro: deja de hacer algo que venía haciendo y que producía satisfacción y dolor”, continuó.

 

Al mismo tiempo, consideró que “algunas actividades y profesiones conllevan un plus de estrés y dolor. Eso también tiene un costo, que se factura en salud. De algún modo busco que esto no me llegue”.

 

Por otro lado, Ariznabarreta expresó que “la dificultad del defensor público en general es el cuestionamiento. No es un tema de empatizar o no con lo que una persona hace. Cuando uno ejerce una defensa pública, no está asociándose con la conducta que le imputan al otro. Uno garantiza que se resguarden las pautas y los derechos”.

 

“Uno puede tener un poco más de llegada emocional con un asistido y con otros no. Se juegan factores emocionales que son muy duros”.

 

Consultado por su trayectoria en el Poder Judicial, el Defensor Oficial reconoció: “Hubo varios casos que me marcaron. Hubo casos gravísimos, con resonancia provincial y tuvieron que ver con hechos de sangre. Siempre dejan marcas y experiencias, algunas positivas y otras negativas”.

 

Finalmente, hizo hincapié en la vorágine laboral de los Defensores Públicos y resaltó: “Uno puede anotar qué va a hacer y tener una agenda ordenada, pero al llegar al trabajo cambió todo. La vida y el trabajo son los que te imponen la agenda y te reorganizan el día. El trabajo de cualquier persona de la Defensoría es, justamente, no saber con quién o con qué se va a encontrar”. 

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS