lunes 26 de febrero de 2024    | Cielo claro 15.8ºc | Ushuaia

Radar británico

“Estamos frente un acto de inmensa irresponsabilidad y traición a la patria", afirmó Blanco

El Gobierno Nacional canceló la instalación de un radar británico en la Provincia. Al respecto, el senador Pablo Blanco y el diputado Federico Frigerio habían señalado el proyecto como "una amenaza potencial a la soberanía nacional".

miércoles 02 de agosto de 2023
“Estamos frente un acto de inmensa irresponsabilidad y traición a la patria", afirmó Blanco

Los representantes fueguinos de Juntos por el Cambio, destacaron que la instalación del radar británico en el extremo sur de Argentina podría tener implicancias estratégicas adversas para el país.

 

Por su parte, el diputado Federico Frigerio argumentó que la ubicación del radar, justo en una región de conflicto territorial con el Reino Unido, podría facilitar el monitoreo británico de la actividad argentina y erosionar la soberanía de la nación.

 

En ese sentido, Frigerio había advirtido sobre los riesgos y solicitó un informe detallado al Ministerio de Defensa, realizando gestiones para instar a las autoridades a reconsiderar la decisión.

 

En la misma línea, el senador Pablo Blanco afirmó: "¿Cómo vamos a permitir que en la provincia de Malvinas dejemos que el usurpador instale un radar con capacidad de recabar y transmitir información militar?”

 

El Gobierno nacional ha determinado que el proyecto presenta un "riesgo para la seguridad nacional" y afecta gravemente la soberanía de Argentina en las Islas Malvinas y el Atlántico Sur. Esta decisión se basa en un informe técnico detallado que se entregará a la jefatura de Gabinete, concluyendo que el radar podría interferir las comunicaciones y la información de las Fuerzas Armadas argentinas.

 

El informe de Defensa también revela que la empresa Leo Labs podría tener conexiones con los servicios de inteligencia de Gran Bretaña y la OTAN. Asimismo, el documento de la Inspección General de Justicia de Tierra del Fuego confirma que la empresa en cuestión tiene su domicilio registrado en Londres y Dublín. Estas evidencias han llevado a la conclusión de que la instalación de este radar podría poner en riesgo la soberanía sobre las Islas Malvinas.

 

El proyecto ya había sido suspendido previamente por la Subsecretaría de Telecomunicaciones y Conectividad y ahora, con el informe técnico en mano, se ha ordenado la cancelación definitiva del mismo.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS