jueves 13 de junio de 2024    | Nieve -0.2ºc | Ushuaia

Obra pública

“Esta retracción trae consecuencias en el crecimiento de la provincia y las ciudades”

En contacto con Mañanas Diferentes, por FM Espectáculo 93.1, la ministra de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, Gabriela Castillo, brindó detalles sobre la reunión que mantuvo con el secretario de Obras Públicas de la Nación, Luis Giovine.

viernes 17 de mayo de 2024
“Esta retracción trae consecuencias en el crecimiento de la provincia y las ciudades”

En esta línea, Castillo anunció que la decisión del Gobierno nacional de paralizar la obra pública sigue en pie y advirtió que “el 90% de la obra de la provincia era obra pública. Esto nos pone en una situación difícil. La retracción planteada por el Gobierno nacional nos lleva a tener mucha gente preocupada”.

 

“Uno sabe que el derrame tras la reactivación es inmediato. Bueno, sucede lo mismo a la inversa: Cuando se corta, el impacto en los indirectos es inmediato”.

 

Castillo advirtió sobre el impacto de esta retracción en los trabajadores: “La obra pública también nos permite tener a nuestra población en el lugar. Es una población estable, cuyos hijos y nietos crecen en nuestra ciudad. Consolidan la vida de familia en la provincia”.

 

“Cuando el Gobierno nacional recorta la obra pública, la cantidad de obras que quedan con recursos de la Provincia es un puñado frente a las que teníamos”, siguió.

 

Y precisó que “hay 1500 empleos directos y entendemos que unos 2 mil indirectos. Además del congelamiento de la obra pública, tenemos una gran retracción en el privado. Por lo que no pueden pasar de un trabajo al otro”.

 

En cuanto al encuentro con autoridades nacionales, la Ministra dijo que “no acuerda con que el Estado nacional sólo debe estar con las grandes obras. Quedan por fuera obras que ellos consideran chicas, pero para nosotros no lo son. La intención del Gobierno Nacional sería no continuar con las obras municipales y las de menor porte de la provincia”.

 

Asimismo, comentó que “en esta reunión, plantearon la situación que analizarían respecto a las obras grandes, para llegar a la firma de un documento en el que la Provincia diga qué obras rescinde, de cuáles se hace cargo y cuáles deberá financiar Nación”.

 

También expuso que “la discusión está en qué sucede con lo adeudado y con lo que no han pagado en obras ejecutadas. Se pone sobre todo el discurso del déficit 0. Es algo mentiroso, porque no pagan. En esto, verían con cuántas obras podrían seguir avanzando”.

 

Al mismo tiempo, la responsable de la cartera de Obras y Servicios Públicos narró que desde Nación “piden que podamos reactivarla a un valor actual. Tenemos recaudaciones de precios, certificados y demás. Hoy las tenemos a todas paradas, en ejecución, con la incidencia de la veda que sabemos que nos detiene hasta septiembre”.

 

“Ya perdimos una temporada, un año de trabajo. Ya entramos en veda y no tendremos reactivación, salvo alguna obra que pueda trabajar puertas adentro”.

 

Esta reactivación, depende “de que digan cuántos chelines vienen para Tierra del Fuego. Según la cantidad de obras, será el avance que se podrá continuar. Para llevar a una instancia de documentos y acuerdos, necesito que tengan un valor nuevo. Cuando hagan ese cálculo, veremos con cuántas podemos continuar”.

 

Yo defiendo los intereses de Tierra del Fuego y busco la vuelta a cada obra. Pero las obras se hacen con plata. Entonces tenemos que ver cómo cubrirlas, cuando el dinero no está garantizado”, enfatizó.

 

Además, expresó: “No puedo dejar un jardín al 80%. No podemos privar a las madres de tener lugares seguros para el cuidado de la primera infancia. Porque es una política que defendemos. Por eso, vemos de qué manera podemos acomodar alguna obra. Porque no estamos dispuestos a resignar esto”.

 

Gabriela Castillo aclaró que “no son obras que no vamos a hacer, porque no decidimos rescindirlas. Necesitamos encontrarles la vuelta. Trabajamos sobre otras aristas. Está claro que hay algunas que el Gobierno nacional no está dispuesto a sostenerlas”.

 

“Son 33 obras que están en esta situación. Había 30 más que no empezaron, pero no están en discusión. Para la Nación no existen ni en el listado. Solo toman las que tienen avance del 10%. El diálogo de la Provincia está abierto. En medio están los sueños de los fueguinos y el trabajo de los compañeros desocupados”, detalló.

 

Por último, manifestó que “en lo personal es un gran dolor. Esas obras son de todos. Esta retracción del empleo trae consecuencias en el crecimiento de la provincia y las ciudades. Es realmente muy triste. Tenemos una planificación a 30 años y sabemos que terminar una planta de agua implica crecimiento”.

 

“Las que se hacen con fondos provinciales tienen continuidad. El Centro de Rehabilitación se terminó y estamos con una obra complementaria. Seguimos trabajando en el hospital. También hicimos la transferencia de Barrio Itatí. En el siete cascadas entregamos el conforme a obra y esperamos que nos den el ok”, cerró. 

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS