Actualidad
Compartir facebook ico twitter ico
23-04-2018 12:45

Expropiaciones para el camino costero: “Si la traza sigue por la ruta actual va a causar un daño irreparable”, advirtió Goodall

Los propietarios de la estancia Harberton, Abby Goodall y su esposo Ricardo Lynch, expusieron esta mañana por Radio Provincia la existencia de dos propuestas alternativas de traza que elevaron al gobierno, con cesión gratuita de las tierras, pero fueron rechazadas y se avanzó con la ley de expropiación en la sesión del pasado jueves.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

Remarcaron que “están de acuerdo” con la obra del corredor costero del Canal de Beagle, pero piden que no se dañen los yacimientos por los que se atraviesa en la traza tentativa del gobierno. La familia hace 147 años reside en la isla y uno de los principales atractivos de Harberton es su patrimonio arqueológico. “No nos interesa que nos paguen, queremos proteger algo que no tiene marcha atrás”, subrayó Abby Goodall.

 

“Creo que hay un malentendido por falta de conocimiento del lugar, de haber ido a mirar, y no quisiera pensar que hay mala intención. Nosotros demostramos que hay lugares mucho mejores para que pase la ruta, porque la actual fue basada en senderos que hicieron los animales para llegar al río a tomar agua, luego fue mejorada por la misma estancia para poder sacar estos animales de los campos”, explicó, teniendo en cuenta que la familia se dedica a la producción de ganado bovino.

 

“La geografía es complicada y los lugares útiles para la ganadería son pocos. La estancia usó los mismos lugares que usaban los animales para trasladarse. En el año ’78, por problemas limítrofes que todos conocemos, el ejército hizo la ruta hasta estancia Moat y se basó en los mismos senderos, que no son los mejores, porque pasan por arriba de sitios arqueológicos”, subrayó.

 

“Al ser tierras privadas no están cercadas y la hacienda sigue pasando de un lado a otro del camino, pero hay que pensar en una mejor alternativa, porque nos interesa nuestra unidad económica como estancia, pero lo más importante es que la ruta como está pasa por sitios arqueológicos que son los más antiguos de Tierra del Fuego”, reiteró.

 

Respecto del contacto con el gobierno, informó que se reunieron en cuatro oportunidades con distintos funcionarios. “Querían que firmáramos un acuerdo cediendo las tierras para que pase la ruta, pero no decían por dónde y variaba la cantidad de hectáreas entre uno y otro. No creo que nadie firme un acuerdo cuando no sabe ni por dónde va a pasar la ruta”, planteó.

 

Ahora se encuentran elaborando una carta para la gobernadora, “porque lo mejor para Harberton y para toda Tierra del Fuego es que podamos juntarnos con la gobernadora, mostrarle el lugar para que vea qué hay de ambos lados de la ruta. Una cosa es mirar los papeles, pero la situación cambia cuando ven el lugar”, afirmó.

 

“La ruta actual pasa por el medio de un yacimiento estudiado por los arqueólogos que tiene 7.800 años de antigüedad, y el sitio está de ambos lados”, sostuvo, y señaló que para la apertura de la ruta se requiere ampliar la traza actual, establecer 25 metros de banquina de ambos lados, y cercos perimetrales, todo sobre los yacimientos.

 

Su esposo Ricardo Lynch aseguró que este daño “es fácilmente evitable y pensamos que la única explicación es que hay un malentendido. Harberton tácitamente cedió esas tierras en el año ’78, porque la ruta es abierta y de uso público. Ahora la cedería en forma escrita pero somos cuidadosos del patrimonio de todos los fueguinos y también pedimos que se nos respete nuestra historia y nuestras tradiciones”, subrayó.

 

Consultados acerca de si analizan acciones judiciales, Goodall respondió que “todavía no. Yo tengo fe que, si podemos mostrarle a la gobernadora in situ de lo que estamos hablando, lo va a entender. No puede haber otra salida porque, si lo ven, lo tienen que entender. Yo tengo toda la fe de que la gobernadora va a venir. Nosotros somos gente sencilla, gente trabajadora, no sabemos escribir con toda la elegancia de otros puestos de trabajo y nos cuesta un poco transmitir lo que realmente sentimos. Escribimos una carta a los legisladores con el corazón y en la reunión del miércoles 18 -plenario de comisiones- nos sentimos escuchados de manera maravillosa. Después no sabemos qué pasó porque se votó al revés".

 

"La idea es transmitirle a la gobernadora lo que sentimos, la verdad, y lo que queremos proteger para las generaciones que vienen. Si la traza sigue por la ruta actual, va a causar un daño que es irreparable. Por eso no nos interesa la expropiación, aunque el dinero nos vendría muy bien porque tengo un proyecto de museo en la instancia, pero es mucho peor el daño que se haría siguiendo la traza actual que cualquier dinero que nos pudieran dar. Por eso no nos interesa que nos paguen, sino que se proteja algo que no tiene marcha atrás”, concluyó.

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile