Economía
Compartir facebook ico twitter ico
05-03-2018 12:58

AFARTE: Hellemeyer negó que las cartas a los trabajadores metalúrgicos tengan un contenido amenazante

En estos días las empresas de Río Grande han decidido comunicarse con sus trabajadores de manera directa y enviaron cartas explicando la situación actual de la industria. “Fue una acción que se debatió y consensuó en la Cámara, pero es una comunicación de cada fábrica” explicó el empresario. "El documento que aparece en algunos medios hoy no es el que recibió cada empleado, porque el que recibieron tiene el membrete de su compañía", aclaró Hellemeyer.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

En contacto con Radio Nacional Ushuaia, el presidente de AFARTE expplicó que "el contenido es similar en todos los casos. Las empresas de Río Grande cuando discutieron toda la problemática de la circunstancia actual, la posición de sindicato y demás cuestiones resolvieron llegar con un mensaje alineado en todos los casos, no que cada uno dijera una cosa y otro dijera otra".

"Se trata de sintetizar el acuerdo del 13 de noviembre, lo que se comprometió cada uno y las circunstancias que hoy se atraviesan", añadió.

Hellemeyer además puntualizó que "el sindicato insiste con algún tipo de acuerdo o paritarias libres. Se hicieron sacrificios de distintos sectores y ahora hay que mantenerlos. Entendemos que la gente tiene ciertas necesidades económicas pero es importante tener en cuenta todas las variables. No estamos en una situación holgada ni tenemos margen para permitirnos cosas que en otro momento sí se podían permitir".

"En 2017  hubo un poco más de ventas en volumen de celulares, se llegó a los 10.5 millones, el TV estuvo en el orden de 3.2 millones y en aires acondicionados superó apenas el millón, que queda un poquito bajo aún", detalló..

Según el presidente de AFARTE "Lo interesante es que este crecimiento ha sido en volumen mas no en facturación. En facturación tuvimos una caída del orden de los 200 o 300 millones de dólares. Esto es una prueba clara de como hay una apuesta de las empresas de incrementar los volúmenes resignando rentabilidad".

Finalmente Hellemeyer afirmó que "el mundial no nos incrementa la cantidad de unidades sino que la demanda se concentra más en la primera mitad del año, provocando una caída en la segunda mitad. Y el consumidor se estira un poco más con el producto que compra, un producto más grande o con más definición. Se da como un gusto en el mundial".

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile