Economía
Compartir facebook ico twitter ico
14-12-2018 13:10

Crisis sin fin: “Ya no tenemos de dónde sacar una moneda”, dijo Diego Navarro

El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, Diego Navarro, expuso una situación terminal para el sector productivo, que se profundizaría el 2019 por la meta de déficit cero, que “van a pagar las provincias y el privado”.

banner_1_mobile
Votá estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
Resultados estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
0 comentario(s) comentario
compartir foto

“Estamos viviendo momentos muy duros y estamos en un sistema político que tiene que modificarse. No podemos seguir este camino de deterioro permanente y en cada crisis queda una gran cantidad de gente en la pobreza y de pymes en la banquina. La parte productiva no se recupera más y los argentinos en conjunto tenemos que entender que no es posible seguir viviendo de esta forma”, sostuvo por FM Del Pueblo.

 

“No podemos tener 20 millones de 40 millones de la población que cobran del estado, siendo el país más rico del mundo por habitante. Tenemos que producir un gran cambio, que tiene que partir de la sociedad, nuestros dirigentes son parte de la sociedad, pero nadie se hace cargo arriba. El estado sabe la situación en que estamos y parece que no es la culpa de nadie. Es el gran bonete”, cuestionó.

 

“Evidentemente el más chico tiene menos espalda para soportar el embate financiero que estamos sufriendo. La inflación no es la enfermedad, sino que es un síntoma del desastre que están haciendo en otros temas que no se atienden. Los números no se han acomodado para el sector productivo y para que los empresarios chicos, medianos y grandes tengan herramientas suficientes para ser competitivos y para que puedan pagar los salarios. Todos se han llenado la boca con que quieren generar puestos de trabajo y la única forma que existe es que haya empresas rentables que puedan pagar salarios”, planteó.

 

“Tenemos que tomar el toro por las astas, en lugar de dar más planes o tomar más gente en el gobierno. Tiene que haber inversiones productivas para que haya trabajo genuino en el sector privado, que es el que sostiene la actividad y aporta los impuestos para sostener los servicios del estado”, dijo.

 

Aseguró que hoy “estamos todos de rodillas y algunos estamos en cama. Aparte de los problemas nacionales tenemos que estar sufriendo porque sacan la ley o ponen la ley de promoción, y esto no es serio. Hoy tenemos tasas del 63%, que no es viable, y hay gente que no puede acceder. El Banco Tierra del Fuego hace un esfuerzo para tener tasas mucho más bajas, pero para que sean viables hoy no tendrían que superar el 20%, por la situación que estamos viviendo. Pero es imposible y no hay nadie que pueda ofrecer eso, porque todo el sistema está deteriorado”.

 

“Los muchachos de los bancos se ganaron cuatro mil millones de dólares en 2018 y las pymes le pasamos más de 160 mil millones de pesos en costos de los servicios financieros. Está claro quién está ganando la plata”, subrayó.

 

“Para la gente la tasa de refinanciación de la tarjeta de crédito supera el 100%. Tenemos que tomar decisiones. El gobierno dice que va a ir a cero en el déficit primario, pero no va a reducir costos, sino que le va a pasar una parte de la carga a las provincias y otra parte al privado. Ya no tenemos de dónde sacar una moneda”, enfatizó.

 

“La pyme no está incumpliendo porque es viva y pone la plata en plazo fijo. No tienen plata para cumplir y no hay actividad suficiente para cumplir con todas las obligaciones. Acá no es cuestión de que haya mesías en los gobiernos. No hay que dejarse llevar por habladurías baratas y ver que los candidatos nos hablen con la verdad y digan con qué herramientas piensan aplicar lo que dicen”, reclamó.

 

Para Navarro no se puede decir que se ha tocado fondo para empezar a resurgir: “Sinceramente creo que no. Yo tengo toda la esperanza del mundo, pero no pasa por sacarse la lotería, sino por un cambio total en la forma de administrar los recursos. Nunca se sabe cuándo es el piso y hay que ver lo que pasa en Venezuela, que era un país importante y hubo muchos argentinos que se habían ido allá y vivían muy bien. El deterioro de la sociedad por la falta de cabeza de cómo se administran los recursos puede traer consecuencias inimaginables”, concluyó.

 

 

banner_2_mobile
banner_3_mobile
banner_4_mobile
banner_5_mobile